Patrimonio arquitectónico OLVIDADO

Durante muchos años se ha visto con impotencia como el poco patrimonio arquitectónico que posee la ciudad de Manta se viene destruyendo de a poco, bien sea por la inclemencia del pasar del tiempo o algún evento natural como las lluvias o los mismos temblores y terremotos. Los altos costes de reparación con los que sus dueños deben de lidiar al ver que sus propiedades pasan a ser declaradas "patrimonio" es una de las razones que en muchas partes del mundo conllevan a su destrucción y abandono.


Y esto no esta tan alejado de la realidad en Manta.


Caminando por las calles es difícil no mirar un poco más allá de las actividades comerciales que se realizan a diario en el centro de la ciudad, pero al hacerlo se puede evidenciar distintas casas con un alto valor arquitectónico que no se sabe valorar. Uno de los ejemplos de restauración es la Casa Rosada la cual debería ser replicada en las otras 21 casas que se encuentran registradas como patrimoniales. Conozco que por parte del ministerio se tienen proyectado y analizada su restauración sin embargo hace falta financiamiento para su ejecución.

Una de las ideas que esta cobrando fuerza en países vecinos como Perú y que de apoco ve renovado su patrimonio en las ciudades de Arequipa, Iquitos y Trujillo es lo que ellos denominan como los DAET (Derechos Adicionales de Edificación Transferibles) que no es más que un instrumento de gestión urbanística que permite la compra de la edificabilidad de un bien patrimonial que no hace uso de sus derechos en altura a un bien inmueble que los necesita en otra zona de la ciudad (ejemplo el borde costero con sus hoteles y edificios departamentos)


Dentro del plan piloto se reconocen dos tipos de zonas una Generadora y otra Receptora, estas zonas deben ser especificadas en el Plan de Desarrollo y Ordenamiento territorial y con la elaboración del PUGS determinar el potencial constructivo de los bienes inmuebles que pueden ser transferidos desde la zona Generadora a la zona Receptora.



En resumidas cuentas el promotor inmobiliario que desee crecer más pisos de lo que el PUGS le permite, puede comprar la edificabilidad de un terreno patrimonial que no esta siendo aprovechado. El dueño recibe el dinero de la compra y se realiza las labores de restauración de su bien inmueble y de esta manera se rescata el poco patrimonio arquitectónico que tenemos.


Instrumentos de gestión urbanística que pueden ser implementados en la ciudad que están dando buenos resultados y son una solución a la falta de financiamiento de la restauración de estos bienes inmuebles.

Fuente: "Plan Altura para la Cultura" Ministerio de Cultura de Perú